Las momias de San Michan. Un viaje sorprendente a Dublín.

Comment

lugares-de-culto Museo
momias de San Michan

Una iglesia irlandesa dónde se puede estrechar la mano a una momia de 800 años.

Bajando por unos estrechos escalones de piedra con poca luz, en una bóveda debajo de la iglesia, nos sorprenden docenas de ataúdes y una momia preparada para darnos la mano. Las momias del sótano de la iglesia de San Michan en Dublín, Irlanda, se pueden ver de esa manera gracias a una laguna en las normas de la iglesia. Sin duda, un viaje sorprendente al pasado.

momias de San Michan

Momias centenarias de San Michan

La iglesia de St. Michan tendría una historia muy interesante incluso sin las momias. La iglesia se levanta sobre lo que fue una construcción vikinga que se remonta a 1095.  La iglesia que podemos ver en al actualidad fue construida en 1686. En el año 1724 se instaló en su interior un órgano de tubos, en el que se dice que Hendel tocó por primera vez El Mesías.  Durante todo este tiempo se fueron haciendo cambios en la iglesia o añadiendo nuevas edificaciones, sin embargo la cripta se mantuvo intacta, de esa manera, lentamente se fueron momificando los restos humanos que habían en su interior.

Momias de la iglesia de San Michan

Cripta de la iglesia de San Michan

Se han expuesto diversas teorías sobre como se han conservado tan bien los cuerpos a través del tiempo. Una de dichas teorías dice que el sótano contiene cal, lo que hace que sea especialmente seco y por lo tanto bueno para la momificación de los cuerpos. Otra teoría dice que la iglesia fue construida sobre un terreno pantanoso, y que el gas metano actúa como una especie de conservante de los cuerpos. Otras teorías hablan de  la presencia de madera de roble en el suelo, o de los materiales de construcción utilizados en la iglesia.

Independientemente de la teoría que sea cierta, el caso es que las momias están excepcionalmente bien conservadas, sin embargo los ataúdes están descompuestos. Después de un tiempo la madera de los ataúdes se desprende y una momia bien conservada  queda al descubierto. Aquí es donde entra la laguna de las normas de la Iglesia que comentábamos al principio, pues aunque la Iglesia  no rompería los ataúdes y dejaría expuestas las momias, cuando las momias aparecen de “forma natural”, que así sea. Así quedan.

Momias de San Michan

Restos momificados de 800 años de antigüedad.

Las momias quedaron expuestas de forma natural. Si bien hay ataúdes esparcidos y en pequeños rincones de la pared, algunos de los cuales están lo suficientemente rotos como para mostrar un brazo o una pierna,  las momias más visibles son las “cuatro grandes”, cuatro cadáveres momificados que no tienen tapas en sus ataúdes y están una junto a otra.  (Sólo dos de las seis criptas están abiertos al público) A la derecha hay una mujer, llamada simplemente “la desconocida”, y bueno, no hay mucho más que decir sobre ella. El del centro es conocido como “el ladrón” y le falta uno de los dos pies y una mano, hay quien dice que la mano fue cortada como castigo. Se cree que el “ladrón”, más tarde se convirtió y llegó a ser un laico o sacerdote respetado, por lo que está enterrado en la iglesia. (O, posiblemente, no era  un ladrón  y perdió la mano de otra manera …) A su lado, a la izquierda, se encuentra una pequeña mujer, conocida como “la monja”.

San Michan

Pero la verdadera estrella de San Michan es un sorprendente ataúd que se diferencia de los demás y que tiene como inquilino a una momia de 800 años de antigüedad llamado “el cruzado”. Aunque puede ser apócrifa, se cree que fue un soldado que murió en alguna de las cruzadas, o que volvió y murió poco después. (Esto supone que se trataba de las cuartas cruzadas, las  únicas que coinciden con los 800 años de antigüedad de la momia. Curiosamente, los cruzados  se convirtieron en una especie de piratas, que saquearon Constantinopla, sin el permiso de la iglesia . Puede que el “cruzado” debiera ser conocido como “el ladrón.”)

El cruzado era bastante alto para la época – 1,90  de altura, un gigante en esos años – por lo que le rompieron las piernas y las doblaron debajo de él para que cupiera en el pequeño ataúd. Su mano sobresale un poco por fuera  y antiguamente  se animaba a  los visitantes a que le estrecharan la mano. Hoy en día aun se permite tocar su mano, pero sólo ligeramente, no sea que se la llave puesta. No está “el cruzado” para muchos trotes.

En la cripta también están los ataúdes de los hermanos Sheare,  que fueron ejecutados por los británicos , y como se descubrió recientemente también descuartizados,  por el levantamiento de 1798, así como el matemático William Rowan Hamilton, los condes de Kenmare , y se supone que  los restos de Robert Emmet, el rebelde irlandes asesinado por los británicos en 1803.

[box type=”info”]

 

¿Dónde?:Dublín, Irlanda.
¿Lugar?: Iglesia de St. Michan
¿Dirección?: Church Street ,Dublin 7, Co. Dublin, Ireland
Visitas:  De lunes a viernes: de 10:00 a 12:45 y de 14:00 a 16:45 horas. Sábados: de 10:00 a 12:45 horas.
Precio: Visitar la cripta: 3,50€ (estudiantes, 3€). Entrada a la iglesia, gratuita.

[/box]

Ver mapa más grande

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *