París: Capilla de San Vicente de Paúl.

Comment

lugares-de-culto París Reliquias

En tu próximo viaje a París un lugar cargado de historia que sin duda deberías visitar. La capilla dónde reposan los restos de San Vicente de Paúl. No todo ha de ser la Torre Eiffel o Notre Dame.

Ninguno de los  ricos y atractivos parisinos que compran sus artículos de lujo en los almacenes Bon París podría imaginar que a unos pasos del supermercado más caro de la ciudad sobrevive la “ex ossibus” – literalmente “de los huesos”, el nombre que dan a los huesos de los santos – de San Vicente de Paúl. Estos huesos sagrados tienen una historia muy peculiar.

Nacido en 1581 en un pequeño pueblo del sudeste de Francia, Vincente de Paul se convirtió en una figura importante en la fe católica como capellán de presos, esclavos y prisioneros, y también para Margarita de Valois, la “Reina Margot”.

Al igual que muchas de las figuras más veneradas del catolicismo, el cuerpo de San Vicente de Paúl se decía que era tan puro que no se corrompió durante más de cinco décadas. (A excepción de la nariz y los ojos, partes del cuerpo, aparentemente, menos santo que el resto, que no sobrevivieron.) Reconocido como un símbolo de la compasión y la humildad, Vicente de Paul fue canonizado un siglo después de su muerte. Sus seguidores, los Lazaristas, siguieron con su caritativa empresa a través de su “Congregación de la Misión”.

San Vicente de Paul

Después de la Revolución Francesa, los Lazaristas instalaron su congregación en la Rue de Sèvres en París, donde edificaron una nueva capilla en 1817. Con el fin de honrar al fundador de su comunidad, los sacerdotes pidieron permiso del arzobispo de París para trasladar los restos de su “Gran Apóstol de la Caridad” a la pequeña y de apariencia sencilla iglesia. Pero cuando se abrió la cripta, los monjes descubrieron que su amado santo incorruptible se había transformado en un montón desordenado de huesos; la inmunidad de San Vicente ante la descomposición resultó no ser eterna.

Al  principio los propios hermanos de la congregación intentaron ordenar los huesos, pero como no se veían capaces tomaron la decisión de pedir la ayuda a algunos médicos. Una vez que el esqueleto del santo recuperó su forma humana, los médicos tuvieron que anunciar una embarazosa noticia: algunos de los restos habían desaparecido. San Vicente de Paúl en su iglesia de París. La pérdida de las reliquias de San Vicente fue hecha por miembros de la misma Iglesia – Antiguos prelados de la Iglesia habían enviado restos del Santo a colonias africanas y americanas para ayudar a convertir herejes. Algunos huesos de un dedo se le había ofrecido como regalo a  miembros de la alta sociedad parisina para “uso privado”.

Para celebrar el traslado de los restos desde la catedral de Notre Dame, el arzobispo organizó una procesión con  los restos del Santo en 1830. Estos desfiles fueron muy populares en París durante la Edad Media pero más adelante fueron decayendo, sobre todo después de la Revolución Francesa.  Pero la popularidad del santo era tan grande que el arzobispo vio una oportunidad para hacer oir a la Iglesia Católica, ya que  el traslado de los restos serviría, a su juicio, para reforzar la autoridad de la Iglesia en la capital francesa. El plan resultó ser uno de los últimos grandes espectáculos de pomposidad católica.

Los restos de San Vicente de Paúl fueron envueltos en seda negra y vestidos con suntuosas vestiduras eclesiásticas. Las monjas no estaban muy familiarizados con este tipo de trabajo y se le cayó y se rompió uno de los huesos de sus piernas. Las numerosas piezas que faltan de su frágil esqueleto estaban unidas con madera, como hubiera hecho un taxidermista.  Se hicieron representaciones en cera de su rostro y de sus manos para dar a la reliquia aspecto humano. En su pecho se colocó un crucifijo de marfil de la tesorería de Notre Dame que había sido utilizado para dar la extremaunción a Luis XIII.

[box type=”info”]

¿Dónde?: París
¿Lugar?: Capilla de los padres de la misión lazarista.
¿Dirección?95 Rue de Sèvres, París, 75006, Francia

[/box]
Ver mapa más grande

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *