Tanah Lot, viaje a un islote protegido por serpientes marinas.

Comment

lugares-de-culto Misterio

Aislado encima de un islote en el mar de Bali, en nuestro viaje encontramos a Pura Tanah Lot, un encantador templo hindú que se dice que está custodiado por serpientes marinas.

Si alguna vez hacemos un viaje a Bali podemos descubrir una de las maravillas de esta zona del mundo, uno de los siete templos de la costa de Bali que crean una especie de baluarte espiritual contra las malas vibraciones y malos espíritus que se mueven por las corrientes oceánicas. Se dice que el antiguo santuario situado en lo alto de Tanah Lot está protegido de los demonios por serpientes, tanto pequeñas como monstruosamente grades.

Tanah Lot, Bali, viaje a una isla protegida por serpientes marinas.

Los verdaderos orígenes de Pura Tanah Lot (el templo que se sienta encima de Tanah Lot) se pierden a la espuma del mar del tiempo, pero según cuenta la leyenda fue creado en el siglo XVI, a instancias de un mítico hombre santo. Junto con los otros seis templos marinos situados lo largo de la costa de Bali, cada uno a vista del siguiente, está destinado a rendir homenaje a los espíritus guardianes del mar. El constante golpeteo de las corrientes contra la base de Tanah Lot, ha creado una serie de cuevas al pie de la formación rocosa, muchas de las cuales son el hogar de las serpientes de mar. Estas serpientes se rumorea que protegen  el templo de los malos espíritus, junto con una monstruosa serpiente gigante que se esconde en las aguas que rodean el templo.

Tanah Lot, Bali, viaje a una isla protegida por serpientes marinas.

Durante la marea baja se puede llegar a pie a Tanah Lot, pero el templo en sí está prohibido a cualquier visitante no balines y por lo tanto vedado a los viajeros no nacionales. Sin embargo, las pequeñas cuevas excavadas por el golpeteo de las mareas si pueden ser exploradas, sobre todo por aquellos viajeros que no tengan miedo de las serpientes (reales o no).

Tanah Lot, Bali, viaje a una isla protegida por serpientes marinas.

A pesar de no poderse explorar gran parte de la superficie de la roca, la impresionante figura que forma la roca con el horizonte del océano como telón de fondo ha hecho que surja un mercado turístico muy rico que hace que la zona se llene de puestos de venta de mercancía barata en busca de turistas y viajeros incautos. Tal vez un día la gigantesca serpiente guardiana del templo se levante y proteja la santidad del templo devorando a los que negocian con tanta belleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *